Archivo para 17 enero 2009

17
Ene
09

JANVIER 17: Linda Ellia et les ours

LINDA ELLIA ET L’OURS :
(en pensant à Ydessa et ses ours)

par AML

Ce matin j’ai encore ouvert au hasard le livre de Linda Ellia “Notre combat” (édité au Seuil en 2007). Je l’ai feuilleté et il s’est ouvert tout seul à la page 45 car j’y vais souvent.Quelqu’un a dessiné un ours en peluche blanc, tout  sourire, qui dit, dans une bulle de bande dessinée: « J’ai pas pu la suivre dans le train, d’habitude elle me prend en vacances ».

Ce dessin et la bulle sont dans une case constituée par application sur une page de Mein Kampf (Chapitre XI : Le peuple et la race)

Ce matin j’ai raconté à Aile que lorsque j’étais enfant je voulais partir de chez moi, faire le chemin d’exil de mes parents mais seulement avec mon père.

Cette scène s’est reproduite des dizaines de fois:

J’ai 3-4 ans, moins de 5 ça c’est sûr car le matin j’aurais été à l’école.J’ai mis mon manteau mais j’ai gardé mes pantoufles fourrées (j’ai peut-être senti que j’aurais mal aux pieds et froid en marchant dans les Pyrénées); j’ai pris ma valisette en carton (valisette d’une dînette éparpillée quelque part) où j’ai jeté une culotte en coton blanche et une paire de chaussettes, blanches aussi (mais à cette époque toutes les chaussettes étaient blanches); propres. Un mouchoir?
Je suis assise sur la chaise, le dos bien droit, les pieds calés sur la traverse.
La valisette à mes pieds; mon Ours sur mes genoux.

Intérieur jour:

Un père lit son journal (ou est-ce un livre?Une revue?). Il tourne les pages.Une petite fille joue sous la table en parlant seule, à voix basse comme d’habitude.Le  père se met à maugréer et à pester.Il dit:
-“Canailles! Canailles! ça sera toujours une honte pour l’humanité.
La petite fille s’arrête de jouer et tend l’oreille. Elle se lève et regarde son père. Il lui dit:
– Viens voir cette honte, viens voir!
On voit des photos en noir et blanc de rafles (elle ne connait pas ce mot).
Sur une photo, des familles avec des valises ridiculement petites (mais que pouvaient-ils donc mettre? Un change propre? quelle dérision!), des enfants, UN enfant  avec son ours en peluche.
Elle part en courant vers sa chambre pour vérifier que son ours est toujours là  :il l’attend sur son lit, le regard fixe.

Ils ont fait des piles avec des chaussures, des lunettes…
Que sont devenus les ours en peluche de ces enfants?

Quand on venait en aboyant leur demander de se mettre nus ils devaient avoir peur et honte, surtout honte, je crois.
Mais quel déchirement ça devait être quand on leur arrachait leur ours.
Quand il restait dans le wagon.
Ce déchirement était, j’en suis sûre, le rapide apprentissage impossible de la mort.

documento1

Anuncios
03
Ene
09

3 JANVIER : Little Nemo in slumberland

documento0002

“Ce monde n’est pas le mien: mon pays c’est SLUMBERLAND”

02
Ene
09

2 de enero: el retorno de Mademoiselle Esquelética

Después de un año de retiro en un lugar secreto y recóndito de las montañas para mejorar sus indudables capacidades cartománticas, Mademoiselle Esquelética retoma sus actividades de adivina y le echa las cartas a Soloosos para conocer los vaticinios del año 2009.

Las cartas, consultadas hoy, con luna creciente, a las 6 de la mañana, con una temperatura de menos cinco grados bajo cero, fueron barajadas y cortadas por la mano del Oso de Oro.

cartas1

Mademoiselle Esquelética : la carta que lo representa, estimado Soloosos, aparece en la última fila, en tercera posición. Debajo hay un inmenso vacío, como si las cartas le dijeran que no debe mirar hacia abajo o hacia atrás, es decir, hacia el pasado, sino por el contrario, que en el 2009 hay que mirar hacia arriba, hacia adelante, hacia el futuro. ¡Lo de que algún modo es normal, ya que es año nuevo ! Pero intuyo que las cartas le quieren decir algo más. ¿Qué significa este vacío ? ¿Que hay que hacer tabla rasa del pasado ? ¿Que de lo que estaba detrás no quedó nada ? ¿Que hay construir otras cosas ?  ¿Cosas nuevas ?

Solosos : ¿Qué cosas  nuevas?

Mademoiselle Esquelética : No lo sé. No alcanzo a ver. En todo caso, las tres cartas que lo rodean son buenas. La estrella significa buenos presagio. El lirio, la felicidad. Y el niño, un entorno afectivo saludable, lleno de amistad y de felicidad. Lo que confirma la línea superior, por encima de su cabeza ursina, donde hay un trébol, que también significa felicidad. A la izquierda, tenemos el jardin (fiel compañía), el oso (que en su caso es positivo) el pez (proyectos) y el árbol (salud ).

Soloosos : ¡Qué suerte !

Mademoiselle Esquelética : ¡No cante victoria tan rápido! En la línea superior hay dos series : una buena y una mala. La serie buena ya ha sido comentada. Al lado del trébol, a la derecha están el camino, el monte y el zorro. La serie mala indica que debe desconfiar de los enemigos, de la gente dudosa. Tiene que ir con cuidado. Tiene que ser vigilante y andar con pies de plomo. ¿Prometido?

Soloosos : ¡Prometido!

Mademoiselle Esquelética : Por encima del trébol y de su cabeza, están las varas (disputa indigna, desgracia doméstica, enfermedad). A la derecha, el ataúd y a la izquierda, la serpiente, el corazón, la casa y la nube. O sea que el corazón, que es la carta que representa su vida sentimental, está entre la casa (prosperidad y felicidad) y la serpiente (proximidad de mentirosos y traidores). No hay que olvidar el jardín que quiere decir Fidelidad. Para llegar al corazón, tal vez haya que pasar por el jardín, es decir, por la fidelidad.

Soloosos : ¿Por la fidelidad ?

Mademoiselle Esquelética : Exacto. Hay en estas cartas, muchos amigos fieles y proyectos felices. Pero  algunos riesgos y tensiones. La línea de corazón no es muy buena pues tiene como única carta positiva la casa. Las otras que son la nube, la serpiente, las varas y el ataúd,  son negativas. No hay que olvidar la presencia del Oso. ¿Qué querrá decir? ¿Que el oso está de guardián para que no le pase nada malo? ¿Qué descansas sobre él? ¿Que el corazón depende del oso? No lo sé.

Soloosos : Yo tampoco.

Mademoiselle Esquelética :
Veo una relación estrecha entre la felicidad, los proyectos y los amigos. Lo sentimental siempre queda fuera de esta serie, bajo la influencia de cartas negativas, que sugieren traición o desengaño. La ruta hacia la estabilidad y la quietud es un tanto incierta. La carta del corazón, que estaba ausente la última vez, ahora está presente, pero en una línea incierta. Por suerte siempre hay un Oso alerta a su lado, no muy lejos. Yo veo mucha felicidad en estas cartas y como para ser feliz se necesita amor me digo que la carta del corazón será templada favorablemente por el oso. Tal vez sean episodios amorosos intensos pero que no duran. A lo mejor Ud prefiere las historias intensas pero breves. Yo parto del principio que solo lo que dura es bueno. Pero soy vieja, mujer y esquelética.

01
Ene
09

1er Janvier: réparation, dépannage

documento00011




Autor/Auteur

DIEGO VECCHIO, Buenos Aires, 1969. Reside en Paris desde 1992.

Publicó "Historia calamitatum" (Buenos Aires, Paradiso, 2000), "Egocidio: Macedonio Fernández y la liquidación del yo" (Rosario, Beatriz Viterbo, 2003), "Microbios" (Rosario, Beatriz Viterbo, 2006) y "Osos" (Rosario, Beatriz Viterbo, 2010).

Contacto: dievecchio@gmail.com

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031